Artículos

Pensamiento de la semana

Antes de querer cuidar a los demás, primero hay que ser capaz de amarse a sí mismo. Amarse a uno mismo no está basado en el sentido de deuda personal por la cual uno es responsable ante uno mismo, sino simplemente en el hecho de que, por naturaleza, todos nos esforzamos por ser feliz y no sufrir. Es sólo después de la aceptación de esta benevolencia hacia uno mismo que es posible extenderla a todos los demás.

FOURTEENTH DALAI LAMA, TENZIN GYATSO (B. 1936)
Resumido y adaptado de Les voies spirituelles du bonheur, Presses du Chatelet, Paris, 2002; Points Sagesse, Seuil, 2004. Versión inglesa: The Compassionate Life, Shambhala 2003