Artículos

Pensamiento de la semana

La mente es maleable: es capaz de cambiar. Así que tenemos que aprender a ver cómo podemos transformarla. Tenemos que identificar las formas de lograr esa transformación y ponerlas en acción. El Samsara, círculo de las existencias, y el nirvana, el estado más allá del círculo, no son como lugares geográficos distantes entre sí. Se trata de dos estados de la mente. Samsara es una desviación del conocimiento, una visión distorsionada de la realidad que hace que la mente sea esclava de las emociones negativas, mientras que el nirvana es un estado de libertad interior, libre de cualquier obstáculo conceptual y emocional.

FOURTEENTH DALAI LAMA, TENZIN GYATSO (B. 1936)
Enseñanza oral impartida en Schvenedingenm, Alemania, 1998.