blog

Sobre la felicidad nacional bruta y el producto nacional bruto — 5 (fin)

Por Matthieu Ricard el 21 de marzo de 2012

Fragmentos de una declaración del primer ministro de Bhutan, H.E. Jigmi Y. Thinley, en preparación al debate del 2 de abril sobre FNB en las Naciones Unidas, en el que participare

Algunos preguntaran sin ninguna duda: ¿Por qué son necesarios todos estos cálculos numéricos? Y otros se pueden preguntar: ¿No es suficiente con nuestros indicadores de la FNB? Bueno, primero las nuevas medidas importan porque lo que medimos y contamos es lo que recibe atención […]

Como simples ejemplos, los índices de criminalidad son un indicador (por ejemplo incrementan o disminuyen), pero la contabilidad evalúa los costes económicos del crimen en la sociedad, es decir, el dinero que hubiéramos ahorrado sin los crímenes. Los índices de fumadores son un indicador. Las cuentas evalúan los costes económicos de fumar en nuestro sistema sanitario debido a tasas más altas de cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas, trastornos respiratorios, es decir, el dinero que hubiéramos ahorrado sin fumar. Las emisiones de efecto invernadero son un indicador que muestra si emitimos más o menos gases de efecto invernadero este año que el pasado, mientras que las cuentas evalúan los costes del cambio climáticos atribuidos a estas emisiones.

En resumen, nuestras cuentas de FNB añadirá una valoración económica vital a nuestros indicadores informativos actuales. Y esto es esencial por el simple hecho de que el PIB no es un indicador sino un sistema de contabilidad. Si queremos cuestionar el dominio (o incluso control absoluto) de un sistema de pensamiento basado en el PIB en lugar de nuestra educación y principios, debemos construir un sistema de contabilidad mayor y más efectivo que evalué correctamente el valor de nuestra riqueza natural, humana y cultural.

Mientras los presupuestos muevan la economía mundial, y mientras ignoremos los verdaderos costes y beneficios de nuestra actividad económica, los indicadores no derrocaran al PIB de su actual posición predominante. Y si consideramos el profundo conocimiento de su majestad el 4º Rey de Bhutan afirmando que la FNB es más importante que el PNB, debemos tomar las medidas necesarias para crear una sociedad basada en la FNB mediante el diseño de un excelente sistema indicador para construir ahora una nueva contabilidad de la FNB.

¿Qué significa este nuevo sistema de contabilidad en la práctica? Permítanme que dé un par de ejemplos. Cuando presentemos nuestros presupuestos anuales, significa que debemos empezar a dar cuentas de la salud de nuestros bosques y otros recursos naturales como el agua. Y si por ejemplo hemos tenido un mal año con incendios forestales, debemos explicar la pérdida forestal consecuente como una depreciación de nuestra riqueza natural, del mismo modo que en la actualidad mostramos la depreciación cuando explicamos el valor de nuestro capital de construcción manufacturado. Y si plantamos árboles, lo contaremos como una inversión de capital natural, del mismo modo que en la actualidad contamos las inversiones de nuestro capital de construcción.

O por ejemplo, si consideramos un capital humano, empezaremos a considerar la prevención de enfermedades como costes para la economía en lugar de contarlas erróneamente como un gasto de crecimiento económico. Por ejemplo, hemos empezado a calcular los costes del alcoholismo en la economía, y por lo tanto a observar gastos preventivos destinados a reducir el abuso de alcohol como inversiones que merecen la pena para nuestro capital humano (en lugar de simplemente como costes como en nuestro deficiente sistema de cuentas.) […]
Quizás de manera más importante, nuestras nuevas cuentas nacionales empezarán a reflejar todos los pilares fundamentales de la felicidad nacional bruta, de modo que podamos trazar un camino equilibrado para el beneficio de toda nuestra gente. Y llevándolo a cabo, las nuevas cuentas serán sin ninguna duda un regalo para el mundo del que muchos otros países se beneficiarán.