blog

Sobre la felicidad nacional bruta y el producto nacional bruto — 4 (continuación)

Por Matthieu Ricard el 17 de marzo de 2012

Fragmentos de una declaración del primer ministro de Bhutan, H.E. Jigmi Y. Thinley, en preparación al debate del 2 de abril sobre la FNB en las Naciones Unidas, en el que participaría

Los Drs. Kubiszewski and Costanza han trabajado duro para proporcionarnos la primera estimación del valor económico del capital natural de Bhutan, que equivale a 760.000 Nu de servicios ecosistémicos al año, 4,4 veces más que todo nuestro PIB. Los bosques de nuestros países contribuyen a casi el 94% del valor de los servicios del ecosistema. Y aquí es donde nuestro pequeño país proporciona un gran servicio para el mundo, ya que el 53% del valor corresponde a aquellos que están más allá de nuestras fronteras. ¿Por qué? Porque nuestros bosques regulan el clima, almacenan carbón y protegen reservas de agua de las que otros se benefician.

Y cada año, nuestra gente generosamente da su tiempo voluntario para ayudar a otros, limpiar basura, reparar Lhakhang, extinguir incendios, ayudar a los enfermos, ancianos y discapacitados. A través del trabajo voluntario, nuestros habitantes no sólo proporcionan FNB en acción, sino que prestan servicios de gran valor a nuestro país y economía. Si tuviéramos que reemplazar su trabajo voluntario por trabajo remunerado, nos costaría 320,5 millones de Nu cada año. Esta es nuestra primera evaluación de nuestro capital social.

Y hemos empezado a evaluar también el capital humano, conociendo por primera vez que el coste por consumo excesivo de alcohol para el sistema sanitario cuesta más de 30 millones de Nu cada año. 

Por lo tanto, la primera vez que se ha considerado el valor del capital natural, social, humano y cultural, estamos comenzando a percibir el verdadero sentido de nuestra abundante riqueza nacional. Al mismo tiempo, también hemos conocido los costes reales por ejemplo del alcoholismo, que se oculta en las cuentas convencionales basadas en el PIB. La nueva información nos ayudará extraordinariamente para realizar una política basada en pruebas reales y crear una verdadera sociedad de la FNB.

Lo que es más, nuestras nuevas cuentas nacionales de beneficios y costes totales son la base de un nuevo paradigma económico basado en la FNB que al fin nos aleja de una adicción creciente sobre una economía de consumo, y que nos llevará a una felicidad humana sostenible y a un bienestar en todas sus formas.
(continuará)