blog

Sankisya, el lugar adonde Buda llegó desde Tushita

Por Matthieu Ricard el 19 de febrero de 2011

De Shravasti, nuestra peregrinación continuó el largo camino hasta Sankisya (llamado Sankassa en las escrituras, o Sankasya), el lugar donde aseguran que Buda regresó a la tierra, después de rezar el Abhidhamma en el paraíso de Tushita y enseñar a su fallecida madre.

Hasta hace poco tiempo, rara vez se visitaba Sankisya, ya que se ubica en una zona muy remota, conocida por ser una región donde viven muchos bandidos, incluida la célebre Phoolan Devi, conocida como la "Reina de los Bandidos".

De hecho, cuando llegamos de noche, después de un viaje de 13 horas en automóvil, todo el campo se sumía en la oscuridad y el silencio, había solo algunas casas dispersas, en parte en ruinas, y ¡el más valiente entre nosotros se puso un poco nervioso!

Se afirma que el descenso de Buda tuvo lugar el día 22 del noveno mes del calendario lunar en tres escaleras que bajaban del Monte Meru a la Tierra: a la derecha había una escalera de oro para los seres celestiales (devas); a la izquierda había una escalera de plata para Brahma y su séquito; y al medio había una escalera de joyas para Buda. La gente que se congregó cubrió treinta leguas a la redonda en la Tierra. Shariputra fue el primero en dar la bienvenida a Buda, que luego ofreció un sermón.

En el lugar donde el pie derecho de Buda pisó por primera vez el suelo, se erigió un santuario. Cuando los peregrinos chinos Hiouen Thsang y Fa Hien visitaron el lugar, encontraron tres escaleras, que los antiguos habían construido de ladrillos y piedras, para conmemorar el descenso de Buda, pero las escaleras estaban casi hundidas en la Tierra.

Hoy solo hay ruinas, pero un pequeño pilar de Ashoka indica el lugar.

Alrededor de la nueva stupa construida según los deseos de Dilgo Khyentse Rinpoche, hemos construido un pequeño lugar en el que los viajeros pueden quedarse. También hay dos grandes templos: uno birmano y otro coreano.

imageimageimageimageimage