blog

Monjes voladores

Por Matthieu Ricard el 30 de mayo de 2009

image Esta imagen de siete monjes budistas tibetanos y butaneses saltando en la playa en frente del océano se tomó en Francia, en Dieppe, en una mañana de invierno brillante en 1997. Esta imagen es una fotografía original; no es una exposición múltiple y no se utilizó ningún truco. Es simplemente una exposición simple de siete monjes saltando de alegría y, a diferencia de lo creen la mayoría de los que la miran, no se modificó de ninguna manera.

Usé una cámara Nikon FM2 para tomar la foto. Los monjes saltaron tres veces consecutivas y le saqué fotos a cada una. Uno de estos saltos estaba perfectamente sincronizado, dando la ilusión de un sólo monje saltando del suelo con ambos pies, cruzando el aire, y aterrizando siete metros más lejos.

En realidad, los monjes estaban practicando un movimiento acrobático de la danza sagrada llamada ‟danza de los héroes” (pacham en tibetano). Esta danza tradicional se realiza normalmente en los patios de los monasterios tibetanos y butaneses durante un festival de danzas sagrado. Durante la danza, los monjes saltan una cantidad de veces tocando su frente con los piés, un movimiento que ciertamente requiere de mucho entrenamiento. Pueden entender mejor este movimiento al ver estas otras imágenes de la danza.

Esta danza particular fue inspirada por una visión que tuvo el gran maestro espiritual butanés Pema Lingpa en el siglo quince. Así describió su visión: ‟En la cima había un palacio de luz, brillando con los destellos de la sabiduría primordial, vasto como el cielo. En el centro del palacio, en una extensión de puntos centelleantes y arco iris entrelezados, se sentaba Padmasambhava, la encarnación de todos los budas pasados, presentes y futuros. Estaba rodeado por un conjunto de seres iluminados y deidades masculinas y femeninas que danzaban, gesticulaban, y cantaban con belleza las profundas enseñanzas del Gran Vehículo. Se unieron como una nube magnífica, realizando actos por el bien de los seres de maneras inimaginables”.

Para mayores detalles de esta danza vean ‟Bhutan: Tierra de Serenidad”, Thames y Hudson.

imageimage