blog

¿Más armas, menos crimen? El mundo del revés.

Por Matthieu Ricard el 03 de abril de 2013

Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional del Rifle, dijo lo siguiente como respuesta a la masacre de niños en la escuela elemental de Sandy Hook, Connecticut: "Lo único que detendrá a un hombre malo con un arma es un hombre bueno con un arma."

Según Jim Wallis, un cristiano evangélico que dedicó su vida y su organización Sojourners a la denuncia de la injusticia social, »Esta declaración está en el corazón del problema de la actual violencia armada en América — no solo porque es un concepto objetivamente erróneo, que lo es, sino porque es también moralmente equivocado, teológicamente peligroso y religiosamente repugnante. »

Jim, con quien tuve la oportunidad de hablar en algunas ocasiones, proporciona el siguiente ejemplo: »Rev. Phil Jackson, un dinámico pastor de la calle de Chicago me dijo que en Chicago se dieron 2400 disparos en 2012, 505 de los cuales resultaron en muerte. Más de 100 de ellos fueron hechos por menores de primaria y secundaria. Casi todos los asesinados fueron niños de color: afroamericanos o latinos. Esto nos da un mayor número de muertes por disparo en Chicago que muertes de soldados americanos en Afganistán el año pasado. Una ciudad. »

Jim Wallis, ‟The NRA's Dangerous Theology”, en www.sojourners.org, 17 de enero de 2013.