blog

La no violencia no es debilidad

Por Matthieu Ricard el 08 de noviembre de 2009

Cuando somos objeto de abusos o de injusticia, resulta completamente legítimo emplear cualquier medio apropiado, incluso la fuerza si fuera necesario; pero nunca el odio.
En lo más profundo de nosotros, es importante que mantengamos la compasión invencible y una fuerza interior inagotable.
No se trata de someternos pasivamente a merced de alguien que nos ataca o intentar eliminarlos a la fuerza (siempre vendrán más), sino de descubrir que nuestro principal enemigo es el deseo de hacer daño a otros, algo que necesitamos combatir sin piedad.
Eso es lo que tenemos que entender y, en la medida de lo que podamos, hacer que otros también lo vean.