blog

El Dalai Lama y la "era de la mujer"

Por Matthieu Ricard el 02 de junio de 2012

Recientemente, durante su visita a Yeunten Ling, un conocido centro budista en Huy, Bélgica, Su Santidad habló sobre el papel de la mujer:

‟Las antiguas tribus nómadas eran igualitarias y no estaban gobernadas por jefes. Luego llegó la era de la agricultura sedentaria y el comienzo de la acumulación de riqueza. Surgieron algunas fuentes de problemas y se volvió necesario recurrir a líderes para mantener las cosas en orden. La fuerza física era esencial y, naturalmente, quedó establecida la dominación masculina.

‟Luego llegó la era de la educación, de la inteligencia y de la razón. Las mujeres y los hombres son iguales en estas áreas. Hoy en día, si bien sigue habiendo mucho progreso que lograr, hemos ingresado en la era de la igualdad entre hombres y mujeres.

‟Si miramos hacia el futuro, parece que las cualidades esenciales que la sociedad necesitará son la afección, la preocupación por los demás, el altruismo y la compasión. Es claro que las mujeres están naturalmente más inclinadas a ser más solidarias y más compasivas que los hombres. Esto probablemente se deriva del instinto materno de cuidar a un niño que depende de ella, de preocuparse por su sufrimiento y su felicidad. Ante la necesidad de promover una sociedad más altruista, parece que podríamos estar entrando en "la era de la mujer".

image

Y el Dalai Lama concluyó: ‟Por mi parte, me considero un 'feminista'".

Cuando el Dalai Lama expuso esta visión en la Cumbre por la Paz en Vancouver en 2009, en la que participaron cinco mujeres ganadoras del Premio Nobel de la Paz, Mary Robinson, la primera mujer presidente de Irlanda y ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, comentó: ‟Si yo digo que soy feminista, nadie se sorprende. Pero si el Dalai Lama dice que es feminista, eso es algo realmente especial ‟.

El Dalai Lama a menudo dice que si llegara un momento en el que la mujer pudiera ejercer una influencia mayor y más beneficiosa para la sociedad, el próximo Dalai Lama no solo podría ser una mujer, sino que debería serlo.