blog

El Cambio Climático: La Audacia del Altruismo (parte 1)

Por Matthieu Ricard el 16 de julio de 2017

Mr1222 D4625

Nuestra era se enfrenta a muchos desafíos. Uno de nuestros principales problemas consiste en conciliar las exigencias de la economía, la búsqueda de la felicidad y el respeto al medio ambiente. Estos imperativos corresponden a tres escalas de tiempo: corto, medio y largo plazo, sobre las cuales se superponen tres tipos de intereses: los nuestros, los intereses de los cercanos a nosotros y los de todos los seres sintientes.

La economía y las finanzas están evolucionando a un ritmo cada vez más rápido. Los mercados de valores se disparan y se estrellan de un día para otro. Aquellos que viven bien son a menudo reacios a alterar su estilo de vida para el bien de los menos afortunados y para el beneficio de las generaciones venideras, mientras que aquellos que viven en necesidad aspiran legítimamente a más riqueza, pero también a entrar en una sociedad de consumo que fomenta un consumo no sólo de lo que se necesita para vivir decentemente, sino también para anhelar cosas superfluas.

La satisfacción en la vida se mide en términos de un plan de vida, una carrera, una familia y una generación. También se mide según la calidad de cada instante pasajero, las alegrías y sufrimientos que colorean nuestra existencia y nuestras relaciones con los demás; También es dada o negada por la naturaleza de las condiciones externas y por la forma en que nuestra mente traduce estas condiciones en felicidad o en miseria.

En cuanto al medio ambiente, hasta hace poco tiempo, su evolución se ha medido en términos de épocas geológicas, biológicas y climáticas, a lo largo de decenas de milenios o millones de años, salvo catástrofes globales de asteroides gigantes o erupciones volcánicas. En nuestro tiempo, el ritmo del cambio se acelera debido a los trastornos ecológicos provocados por las actividades humanas. En particular, los rápidos cambios que han ocurrido desde 1950 han definido una nueva era para nuestro planeta, el Antropoceno (literalmente la "era de los humanos"). Esta es la primera era en la historia del mundo que las actividades humanas han modificado profundamente (y, en la actualidad, degradado) todo el sistema que mantiene la vida en la tierra. Este es un desafío completamente nuevo que nos ha cogido por sorpresa.