blog

Cultivar el altruismo

Por Matthieu Ricard el 21 de abril de 2009

En general, todos experimentamos pensamientos de bondad con amor, generosidad, paz interior y libertad de conflictos. Pero estos pensamientos están en el aire y pronto son reemplazados por otros, incluyendo pensamiento aflictivos como la furia y los celos. Para integrar completamente al altruismo y la compasión en nuestro centro, debemos hacer más que eso. Necesitamos cultivarlos durante períodos de tiempo más extensos. Necesitamos traerlos a nuestra mente y nutrirlos, repetirlos, preservarlos, mejorarlos, de manera que gradualmente llenen nuestro pasiaje mental de una manera más duradera.

Para atraer la bondad con amor, uno puede imaginarse, por ejemplo, un niño pequeño, y no sentir más que benevolencia hacia ese niño. Cuando ese estado mental se presenta con claridad en la mente, uno lo deja crecer y lo sostiene hasta le que llena el paisaje mental. Entonces simplemente se nutre a este estado, al mantenerlo presente, completo y vasto. Si uno lo hace con regularidad, la mente se volverá más fácilmente y más naturalmente llena de benevolencia y bondad con amor para todos, y compasión para quienes sufren.